Traje otro perrito a casa

4 Abr

Los libritos, de Jorge Chiesa (La Plata, 1969), disponible gracias a la gente de golesrosas, va en mi biblioteca al lado de “Agua negra”, de Martín Rodríguez (Gog y Magog, 1998. Me acuerdo de una imagen impresionante en la que una madre peina a su hija, y la va dejando pelada). Escenas familiares que rozan el recuerdo del padre, con dosis parejas de rabia, crueldad, o simplemente desánimo. Solo que el libro de Chiesa está plantado en la adultez, cuando uno sufre en carne propia algunas complicaciones de la vida familiar que ayudan a entender un poco a los padres. Un poco, nomás.

Porque papá puede ser alguien capaz de enterrar al perro de toda la vida y, al otro día, como si nada, caer a casa con uno nuevo. Puede dejar marcas tan fuertes en el hijo que lo lleven a arrancar el día valorando silenciosamente lo que lo rodea, lo que tiene: una mujer, hijos, su cuerpo intacto. En Los libritos la herencia paterna es un problema a resolver, algo denso en lo que de a poco hay que empezar a hundir las manos. El momento inesperado en que nos vemos como adultos.

Si en Rodríguez, de la caída y el abandono, lo que queda es esa agua oscura, en Chiesa, tras la muerte del padre, queda un puñado de malentendidos, y una certeza incómoda, que el autor no se cuida en decir: el camino del padre, mal o bien, es el camino de uno mismo. O algo así.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: