Educación Gimnástico/Musical

5 Abr

Decidiste empezar a correr. Como parte del equipo que estás preparando te facilitamos la banda sonora para cada uno de los momentos de la cruzada por venir. No buscamos calidad sino que sea adecuada, que tire para el mismo lado. ¿Qué más querías? Por una vez que te decidís a hacer algo de gimnasia.

1)      Lo primero es tener la sensación de que empieza la carrera de tu vida, de que esta vez sí la Argentina va a tener su medalla dorada gracias a la velocidad de tus piernas. Este es el momento de escuchar Need You Now, de Cut Copy. Poné play, elongá como si supieras lo que estás haciendo y empezá a correr al 1:36 de la canción.

2)      Después de una gloriosa largada llega el momento del arrepentimiento. Acá es donde recordás por qué pagás el gimnasio y nunca vas, por qué siempre decís que no cuando alguien te invita a alguna que otra actividad lúdica outdoors. No es momento de aflojar. Necesitás creer que es posible, necesitás renovar tu fe en vos mismo cumpliendo lo que te prometiste delante del espejo, necesitás Believe, de los Chemical Brothers.

3)      Ahora sí. El cuerpo ya se acostumbró. Lográs mantener el ritmo. Inspirás y expirás por los orificios correspondientes. Sos un dios, nada ni nadie te detiene. Se vislumbra un horizonte de gloria. Tus pasos son rítmicos, tienen todos la misma longitud, transpiras y brillas cual publicidad de bebida repositora de minerales. Y la música correcta para este momento debe tener cierto dorado espíritu menemista, como si estuviéramos de vuelta en los 90’s. Entonces, 3 AM Eternal, de KLF.

4)      Estás a punto de comprender el significado de la palabra límite. Pulmonar, respiratorio, cardíaco. Todo se te viene en contra. La transpiración jode, la remera jode, la zapatilla jode, te tragás un bicho y viene un olor raro de alguna parte. Nada te desanima tanto como saber que todavía falta la vuelta. Arrastrás las zapatillas, la velocidad es cercana a cero. Filosofía zen, estimado. A tomárselo con soda (además, tenés mucha sed a esta altura) y a seguir avanzando con tus temblorosas piernas al ritmo de Ready for The Floor, de Hot Chip.

5) Y finalmente llegamos. El lugar común diría que ahora es el momento de escuchar la famosa canción de Rocky. Completar la fantasía implicaría armar el circuito para terminar subiendo la escalinata de la Facultad de Derecho. Pero no es necesario. Lo mejor es relajarse, terminar con pasos cortos y cara de canchero mientras en tus oídos da vueltas The Alcoholic, de Röyksoop.

Es bastante probable que usted haya abandonado al final del punto 1. Pero no se preocupe: nadie tiene que saberlo. Al contrario, cuando al otro día alguien le pregunte qué estuvo haciendo ayer a la tarde, sonría y como si no le importara, como si fuera parte de su rutina más sagrada, diga: salí a correr.

Anuncios

3 comentarios to “Educación Gimnástico/Musical”

  1. Anabella 05/04/2011 a 7:57 pm #

    Bajando temas YA!

    • soltandomonos 05/04/2011 a 8:02 pm #

      ojo que hay que bajar y salir a correr eh!

      • Anabella 05/04/2011 a 8:04 pm #

        ya me estoy atando las zapas eh…
        1 2 3 GO!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: