El mejor disco del año (por ahora)

14 Abr

Nos tomamos el trabajo de escuchar los 25 mejores disco del año (“so far”, aclaran) que publicó NME, para saber:

a)  si entró el que nos gusta o no;

b) si nos estamos perdiendo algo bueno;

c) si no es otra de las listas de NME para rellenar espacio.

Empecemos por el principio: no, no está el que nos gusta.

Entre los 25 listados sí hay cosas buenas, pero poquísimas. El último de PJ Harvey, Let England Shake, es de lo de mejorcito, y tiene bien ganado el primer puesto. Está muy lejos de los otros 24 discos que los de NME incluyen automáticamente porque encajan  en algunas de sus etiquetas preferidas (“gothic, but not goth”, “grunge revivalists”, “electro pop with an unrefined, outsider’s poise”, etc.), y para que no olvidemos el enlace con Amazon al final de cada reseña.

Algunos ejemplos. Noah And The Whale. ¿No es el nombre de una película indie? Casi. Pero en esa clase de películas seguro van a sonar canciones de esta banda. Esben And The Witch. Apenas un video interesante, donde los de FX trabajaron mucho. The Joy Formidable tiene buen arte de tapa. De James Blake hablamos acá, y difícil que sea uno de los discos del año. Mogwai. Bueno, si te gustaban antes, te va a gustar “Hardcore Will Never Die, But You Will”, porque no hacen algo muy distinto (el nombre sí que es un acierto).

No mucho más. Elbow. Algunos temas parecen Badly Drawn Boy. Y la voz, a veces, Peter Gabriel. Lo último de Gorillaz, “The Fall”, y de Iron & Wine (tras años de su disco anterior, “The Sheperds Dog”, que estaba bastante bien). A estos quizás habría que prestarle más atención.

Pero no. El mejor disco del año (por ahora), el que no es probable que aparezca ni siquiera en la lista de los 50, el que nos gusta, se llama “Return To The Ugly Side” (Domino) y es de Malachai, un duo de Bristol descubierto y apadrinado por Geoff Barrow (Portishead). Una buena variedad de canciones cortas y poderosas, desde rock setentoso con momentos de psicodelia a un dueto de voces perfecto con Katy Wainwright como invitada, pasando por ritmos jazzeros, de dub, y temas-puente instrumentales de menos de un minuto.

Por supuesto que la categoría mejor/es disco/s del año no tiene ninguna importancia (¿para quién? ¿Contra cuáles? ¿Acaso se puede escuchar todo lo que anda dando vueltas?). Recomendar Malachai (antes lo había hecho El recomendador, uno de los secretos mejores guardados de la Web) es nada más que la ilusión de estar haciendo justicia con una de las bandas que nos musicaliza la vida por estos días.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: