Archivo | Pintura RSS feed for this section

La Primera Impresión

11 Abr

Nunca falta el ventajita. Aquel que adhiere con fervor a ley del mínimo esfuerzo, al que nadie quiere como compañero de grupo en los trabajos prácticos de la facultad. Pero hay que tener cuidado. A veces esta búsqueda implacable del camino más corto tiene sus ventajas. Tomemos el caso de Monet. Sí, el pintor. La década de 1870 recién comenzaba. A falta de cámaras digitales y celulares multifunción, buena era la pintura realista. Horas y horas de pincel que iba y venía para que el dibujo de una manzana, un cuerpo, un paisaje se pareciera a una manzana, un cuerpo, un paisaje de la vida misma. Pero Monet en vez de preocuparse por las cosas, se preocupó por pintar cómo les pegaba la luz, dando por sentado que el cerebro humano estaba lo suficientemente desarrollado como para armar, terminar de definir y darle identidad a ese grupo de pinceladas de bordes indefinidos. Entonces presenta Impresión: Sol Naciente y en su honor un crítico, con cierta mala leche, tan habitual en la gente que se ocupa del trabajo de otros, bautizó a este movimiento como Impresionismo.

 

Y como la genialidad suele generar genialidad no se pierdan este bellamente diseñado sitio con los cuadros de la exposición “Claude Monet (1840-1926)”, Galeries Nationales, Grand Palais, en París, dónde más.

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: