Archive | American Dad RSS feed for this section

Los Hijos Guachos

18 Abr

En La Casita del Horror XIII, Homero crea su propio ejército de clones usando una hamaca paraguaya. Se aprovechó, de paso, para declarar, por primera y no única vez, sin ninguna sutileza, que Peter Griffin era una imperfecta copia del Sr. Simpson. El chiste funcionó porque era pertinente, porque era reflejo de lo que todos pensábamos. Pero a Seth MacFarlane no le importó. Con el timing más exacto que puede tener un chiste, sobre temas que al día de hoy tampoco estamos seguros si debieran tocarse de esa manera, logró separarse definitivamente de la supuesta paternidad con la que lo habían condenado. Quizá se podría ceder a la tentación de ubicarlo cerca del cada vez más politizado y extrañamente moral, South Park. Pero la verdad es que  ni Peter, ni sus amigos y vecinos, tienen intención alguna de bajarnos línea. Su mirada sobre el mundo no viene disfrazada de cinismo que devendrá en moraleja, sino que es producto de la brutalidad, de cierta etílica inconsciencia adolescente.

Como todo aquello que funciona Family Guy también tuvo su primogénito: American Dad. Con la diferencia  de que Stan Smith y su familia sí lograron triunfar donde Futurama no pudo. La explicación es sencilla: Stan nunca quiso parecerse a Peter. Republicano fanático de My Morning Jacket. Su lider espiritual es Ronald Reagan. Una esposa un tanto incomprendida y levemente progre. Un hijo que se siente muy hombre porque le salió un pelo en el pubis y que comete todos los errores que uno cometió durante la secundaria. Una hija ecologista, un pez que fue hombre y un extraterrestre con problemas de alcohol y tendencia al travestismo completan el combo. American Dad salió airoso del estigma de ser nombrado como  “el hijo de” y temporada tras temporada, capítulo a capítulo, se afianza como digno heredero de nuestras más animadas carcajadas.

Pero: ay, Seth MacFarlane. Con dos niños tan bonitos no te fue suficiente. Te engolosinaste. Como si fueras un maestro que no aprende de la clase que él mismo dicta, ahora engendraste, por parto prematuro, The Cleveland Show. Que, discúlpame que te diga, no es otra cosa que una burda y poco graciosa copia de, cof cof, Family Guy.

A %d blogueros les gusta esto: