Archivo | Miranda July RSS feed for this section

Hablemos del Indie

20 Jul

Los de afuera, los que son de palo, dicen sobre Miranda July: “Todo lo que hace es tan sutil y dulce y bizarro y necesario”.  Pero también: “Deberían exiliarla a Darfur”.  Así parecen ser las cosas con esta chica de Silver Lake, Los Angeles, que sí, reúne en su persona los más insufribles clichés del indie y genera el efecto de amarla o detestarla, sin término medio.

En principio, hay que decir (como señala el Times en una nota genialmente titulada “Miranda July Is Totally Not Kidding”) que es linda, joven y exitosa en varios frentes: cine, literatura, música, fotografía. La comparación con James Franco es acertada, porque hay una tendencia a cansarse del/ la chico/a demasiado bello/a  que hace muchas cosas a la vez y se diversifica logrando así estar en todos lados (reseñas, trailers, conducciones, créditos, colaboraciones, notas del Time, un blog pedorro).

También es cierto que July anota varios porotos para que los que siempre están ociosos, los que son de palo pero tienen banda ancha, abran un tumblr que se llame I Hate Miranda July.  Si no me equivoco, Me and You and Everyone We Know es una película coral con todos los condimentos del cine independiente norteamericano contemporáneo (falta de trama y conflicto, personajes abúlicos, personajes weirdos o extremadamente sensibles pero contenidos hasta la inexpresión facial), más un componente naif como pocas veces se ha visto. Básicamente, una chica de 25 o 27 (Miranda misma) transcurriendo en el mundo añinado de las remeras rosas, las bicicletas pintorescas y los guantes multicolores (no creo que aparezca nada de eso en la película, pero se dan una idea), a la que no le pasa nada de nada.

Con toda esa cantidad de prejuicios es difícil saber si la directora es un lado B de Sofia Coppola, si quizá sus relatos tengan otra densidad que sus películas (acá hay uno traducido a un horrible español), o si vale la pena seguirla, esperarla, ver en qué anda.

Ahora hay una nueva película de ella donde una pareja adopta un gato manco y viejo que resulta ser…el narrador de la película (no nos asombremos: está Carrey con pingüinos y Gibson con, bueno, el bicho que tiene en la mano). En un momento, la luna dice que es sólo una fría y milenaria piedra, o algo así. Leyeron bien, lo dice. La luna, en las películas de Miranda July, habla. Acá, el increíble trailer de The Future.

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: