Archivo | Episodes RSS feed for this section

Amigos son los amigos

6 Abr

Un día, hace mucho años, “Friends” terminó. Y en mi vida se creó un vacío que, por mucho tiempo, fue difícil de llenar (puede que “How I Met Your Mother” haya sido, por momentos, un agradable placebo, pero no mucho mas: ya cansan chicos, seis temporadas sin conocer a la mother es demasiado). El fenómeno Friends es único. Irrepetible. Irreemplazable.

De todos los friends, si hago un recuento mental, la única que la pegó fue Jennifer Aniston (punto a tener en cuenta: las mujeres tenemos una especie de solidaridad femenina con Jennifer por todo el temita de Brad: le hacemos el aguante a Jenni, la queremos mucho y queremos abrazarla cada vez que leemos que sigue deprimida). Los demás están llenos de títulos mediocres o series que nadie quiere (o debería) recordar. Y dentro de los demás, está Matt LeBlanc.

Matt LeBlanc era Joey, mi personaje preferido de “Friends”. Soy de su equipo porque me gustan su ternura e inocencia. Porque me divierten sus estupideces y sus limitaciones. Porque es inmaduro pero completamente generoso. Porque es un completo Don Fulgencio, y los Don Fulgencio siempre me caen bien. Por eso, cuando terminó Friends, yo tuve miedo mas que nada por Matt. Porque tengo que ser sincera: sospeché que todo se había terminado para él.

Y tenía razón.

Después de Friends, Matt LeBlanc arrancó con “Joey”: una serie donde hacía el mismo personaje que en Friends, sólo que mudado a Los Angeles, viviendo con su hermana y un sobrino y tratando de triunfar como actor. Era algo así. Puede que me equivoque un poco pero es lo que recuerdo y ponerme a buscar en internet me da tristeza. “Joey” fue una de las series mas tristes que vi en mi vida.

Y entonces me di cuenta que lo de Matt LeBlanc era mas grave de lo que pensaba. Y cinco años de silencio me dieron la razón. Hasta que un día, Matt volvió.

En “Episodes” Matt LeBlanc hace de Matt LeBlanc: un tipo que la recontra pegó en una serie televisiva y al que después de eso se le terminó la suerte. Y que se muere por volver a trabajar. Le sale perfecto. Tiene la inmadurez de Joey Tribbiani y además una costadito medio manipulador que le queda divino y lo convierte en algo mas interesante que el boludón de “Friends”. Es Joey Tribbiani maduro. Con canas. Con hijos. Con problemas. Con ilusiones infantiles. Un poco perdedor.

Matt LeBlanc (el personaje) sabe que está interpretando a Matt LeBlanc (la persona). Sabe que es él mismo. Y sabe reírse de lo patético y perdedor que puede ser. Y cualquier persona que pueda reirse de sus defectos, se ganó un “superó las expectativas”.

Vean “Episodes”, y no apaguen cuando Beverly se pase de pesada, que es casi todo el tiempo. Son algunas escenitas nomás, pueden aprovechar para ir al baño.

A %d blogueros les gusta esto: