Archivo | Treme RSS feed for this section

Por qué hay que mirar Treme

1 Jul

Porque tiene un gran primer episodio: en casi una hora y media demuestra que se puede presentar una serie sin golpes de efecto ni velocidad de video clip.

Porque en ese comienzo, Clarke Peters (de la nueva camada de actores negros norteamericanos, uno de los mejores) danza en el estilo tradicional del Mardi Gras, y es literalmente increíble: por un segundo dudás que sea él en ese traje.

Porque es en Nueva Orleans post Katrina: barrios obreros con casas separadas por alambrados bajos, bares oscuros y brumosos donde todos se conocen, jazz sin glamour ni esnobismo, patios atestados de porquerías listos para la barbacue, mucho patrullaje policial, muchos chalets vacíos, arrasados por la humedad.

Porque todo el tiempo hay música (en parte, se trata de los músicos y esa tradición gastada, de paquete turístico, que todavía conserva la ciudad versus los nuevos jazzistas, que desde hace muchísimo se van a Nueva York) y, en lo posible, hecha por locales: Tipitina, Dave Bartholomew, Buona Sera de Louis Prima.

Porque igual que en The Wire (misma dupla de creadores, Dave Simon y Eric Overmyer) los personajes son sólidos y bandean de la calma introspectiva a la furia y el conflicto que, muchas veces, y esto es lo interesante, es una discusión fuerte sobre cómo ven el mundo o qué pasa con las decisiones que tomaron o que hay tomar en medio de tanta devastación.

Porque está John Goodman.

Porque reaparece (estaba en The Wire) Wendell Pierce, quizás el personaje menos complaciente y más crudo de la serie.

Porque sí, como en The Wire, escarba en las llagas más dolorosas e incómodas de los yanquis, que siguen siendo heridas abiertas pero de rincones poco frecuentados (Baltimore, Nueva Orleans) mientras en la ciudad de la estatua de la libertad se aprueba el matrimonio Gay y todos nos enteramos enseguida.

Porque tiene un tema de apertura muy pegadizo y la presentación es impecable (recuerda un poco a la de True Blood).

Ya va por la segunda temporada, y acá encontré un teaser  que vale más que mis 343 palabras.

A %d blogueros les gusta esto: